Saltar al contenido
Constelaciones

Constelación de Orión | El cazador

La constelación Orión (el Cazador) es una constelación prominente que se encuentra en el ecuador celeste. Esto le permite ser vista desde cualquier parte del mundo, no solo por su situación sino porque sus estrellas son grandes y brillantes por lo que permiten ser vistas desde ambos hemisferios y ser reconocida fácilmente.

orion constelacion

Esta constelación no solo permite ser vista en todo el mundo, sino que también es visible durante toda la noche durante el invierno en el hemisferio norte y en verano en el hemisferio sur.

Cómo localizar la constelación de Orión

La constelación de Orión se encuentra cerca de la constelación del río Eridanus y protegida por sus dos perros de caza Canis Maior y Canis Minor peleando con la constelación de Tauro (el Toro). Otras constelaciones próximas a ella por ejemplo es la constelación Lepus (Liebre).

Estrellas principales de Orión

La constelación de Orion es extremadamente rica en estrellas brillantes, pero las estrellas más destacadas por ser aquellas que forman la figura de Orión, el Cazador, son las siguientes:

constelacion orion

Rigel

La estrella Rigel (β Orionis) es la estrella más brillante dentro de la constelación de Orión ya que está compuesta por unas estrellas triples difíciles de ver. Esta estrella supergigante de color blanco y azul supera en 18 veces la masa del sol y es de tipo espectral B8lab1.

Se encuentra a unos 800 años luz de la Tierra y se cree que podrá desaparecer en unos millones de años. Situándola dentro de la constelación, esta estrella forma el pie izquierdo de la figura de Orion. Su nombre viene de Rijl jauza al-Yusra, que significa en árabe el pie izquierdo del central.

Debido a la luz que desprende, algunas nubes de polvo cercanas a ella toman luminosidad.

Betelgeuse

La estrella Beltegeuse (α Orionis) es conocida como la supergigante roja, ya que después de Rigel es la estrella más brillante de la constelación y ocupa la posición 9 en el firmamento en cuanto a su brillo.

Esta estrella posee un diámetro que supera al sol en 887 veces su tamaño. Se caracteriza por su color rojizo el cual es causado por las temperaturas que posee en su superficie, siendo estas de una temperatura mínima de aproximadamente 3.000º Kelvin.

Es una estrella que aún está evolucionando después de agotar su combustible y aumentó su tamaño presentando variaciones en la luz que desprende, siendo actualmente la estrella más brillante dentro de las que poseen luz roja e infrarroja.

La estrella Betelgeuse fue la primera que fue medida con precisión y exactitud gracias a la utilización de técnicas interfermétricas. Su diámetro oscila entre los 290 y los 480 millones de kilómetros.

Bellatrix

La estrella Bellatrix (γ Orionis) es la tercera que más destaca dentro de la constelación de Orión. Su significado es «la Guerrera» y dentro de la figura del Cazador se encuentra en el hombro izquierdo.

Se encuentra a una distancia de 240 años luz y dentro de la secuencia principal como una estrella supergigante azul caliente, de tipo B2V3. Dentro de su núcleo existe una fusión de hidrógeno y su temperatura es de 21.750º Kelvin.

Saiph

Junto con las dos anteriores, Betelgeuse y Belletrix, completa el cuadrilátero de Orión. Esta estrella es la sexta estrella más brillante de esta constelación. Su nombre proviene del árabe saif al jabbar, que significa espada del gigante.

El Cinturón de Orión

Dentro de la constelación Orión destacan 3 estrellas muy próximas entre ellas y que más destacan en el firmamento.

Estas son conocidas como el cinturón de Orión, aunque también se les suele otorgar otros nombres como los Tres Reyes Magos o las Tres Marías. Los nombres de estas 3 estrellas son Alnitak, Alnilam y Mintaka.

Otras estrellas de esta constelación son:

Historia y mitología de la constelación de Orión

Existen muchas historias, mitos y leyendas sobre el cazador Orión relatadas tanto por los griegos como por los romanos las cuales te contaremos a continuación.

constelacion cinturon de orion

Según cuentan, Orion era el hijo de Poseidón, el rey de los mares, y de Gea, la diosa de la Tierra. Su padre le otorgó el don de poder caminar sobre el mar y en busca de aventuras se dirigió a la Isla de Quíos, donde se cuenta que Orión, bajo los efectos del alcohol, violó a la hija del Rey Enopion, llamada Merope.

Esto hizo que el Rey Enopion enfureciera y para vengarse le quito la visión a Orion. El cazador suplicó ayuda a su dios para que le devolviese la vista y este lo envío al extremo oriente para buscar el Sol naciente, el cual le curaría.

Orión tomó dicha misión y una vez consiguió recuperar la visión volvió a Quíos para vengarse de Enopión. Al llegar descubrió que este había tomado a su hija Merope para esconderse bajo tierra y no ser encontrados.

El cazador, al ver esta situación se llenó de ira y se propuso matar a todos los animales que se encontrará en su camino. Ante esta situación, su madre, la diosa Gea, advirtió a Orión de que no podía seguir matando animales de esa forma, pero al ver que el cazador no hacía caso, esta le envió un escorpión el cual Orión pisó y este le clavó su aguijón envenenado en el pie.

Orión cayó al suelo envenenado y clamó a Zeus que lo llevara al cielo y lo honrase como el gran cazador que había sido.

En la mitología griega en cambio, aunque también se dice que su padre era Poseidón, su madre por el contrario era la gorgona Euríale. En esta historia se cuenta que Orión se enamoró de Mérope y le pidió a su padre el Rey Enopion el matrimonio con ella.

Al ver que el Rey Enopion no accedió a su casamiento, Orión el cazador la intentó tomar a la fuerza y al enterarse de esto su padre, el Rey Enopion, pidió ayuda al dios Dionisio, el cual dejó a Orión en un profundo sueño y al despertar se dió cuenta que había perdido la vista.

Orión al darse cuenta de lo que le había pasado pidió ayuda a su dios y este le dijo que para recuperar la vista debía ir al Este en busca del Sol naciente, el cual curaría su ceguera gracias a sus rayos. Estando allí, vio a Aurora, la diosa del Alba, y se enamoró de ella.

Después de esto, Orión fue a Creta y se hizo cazador de la diosa Artemisa, pero al ver esta que el cazador estaba enamorado de la diosa Artemisa, esta se puso celosa y lo mato, enviándolo posteriormente al cielo como una constelación.

imagen de la constelacion de orion

Otra leyenda cuenta que cuando el Cazador llegó a la isla de Quíos conoció a Merope y se enamoró de ella. Entonces fue ante su padre, el Rey Enopion, y le pidió el matrimonio. El Rey aceptó pero a cambio le pidió que exterminara a todos los animales que deambulaban por las cosechas de su reino.

Orión aceptó y salió a cumplir su propósito. Una vez había matado a todos los animales que amenazaban sus cosechas, se dirigió al Rey para que le entregara a su hija pero este no quiso y se escapó con ella a un lugar bajo tierra.

Otra historia de la mitología griega cuenta que Orión conoció a las Pléyades, las 7 hijas del titán Atlas y quedó prendado ante ellas hasta el punto de perseguirlas incansablemente. En el cielo, todavía parece que Orión continua persiguiéndolas.

La constelación de Orión y las pirámides

Existe una teoría denominada, la Teoría de la correlación de Orión. Esta es una hipótesis de la Egiptología pseudocientífica que postula que existe una correlación entre la ubicación de las 3 pirámides más grandes del complejo de Giza y el Cinturón de Orión.

Esta correlación fue pensada por los constructores de dichas pirámides, y según estos las estrellas de Orión estaban asociadas con Osiris, el dios del renacimiento y la otra vida de los antiguos egipcios.